Advertisement
Bienvenidos PDF Imprimir E-Mail
Índice del Artículo
Bienvenidos
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
solo_fondoblanco.jpg
 


Nací entre tablones, pinturas y mucha naturaleza. Tengo ocho hermanos, con los cuales.....comparto el mar, soy la tercera de 9 hermanos Surfistas, siete mujeres y dos varones.
 
Comencé a Surfear desde muy pequeña, a los 6 años, mi Papá, uno de los primeros Surfistas de Argentina, tenía su escuelita en la playa y nosotras lo acompañábamos a Kikiwai todos los días, allí comenzamos, junto a mis hermanas Moira, Rocío y Pato.
Bueno, en mi caso el surf no era lo que más me gustaba, yo jugaba tenis. Como era un poco miedosa, de apoco y con todo el entusiasmo de mi Padre me fui animando durante los veranos. Hasta que un día a los 15 años, después de una visita al médico de columna, al diagnosticarme una grave escoliosis, comencé a full ya que estar en la tabla remando, y nadar era lo mejor para cuidar mi columna, el surfing me atrapaba, me curaba y me divertía más. Así fue como cambié el tenis definitivamente y por siempre por el Surfing.
  
  
A los 17 años corrí mi primer campeonato, era la más chiquita de todas las inscriptas, allí comenzaba una nueva etapa. Los campeonatos me motivaban, me mantenía en estado y cada día aprendía más al rodearme con el mejor nivel de Surf Argentino.
  
  
En el año 96 y 98 obtuve los títulos de Campeona Argentina de Surf, dándome la oportunidad de comenzar a viajar en busca de olas y experiencias representando a mi País junto al Equipo Argentino. Fue una experiencia inolvidable. Allí comenzábamos junto a mi hermana Moira, una amiga Carolina y otras chicas, a formar el Club Femenino de Surf. Realizamos los primeros campeonatos de chicas surferas, donde compartimos el mar y nos conocimos con un montón de chicas. Comenzaba algo nuevo en la historia del Surf Argentino.
  
  
Luego a fines del 98 al regresar de Brasil, justo antes del verano me lesioné la clavícula quedando fuera del mar por 9 meses, eso me marco mucho, a pesar que no podía surfear estaba en la playa mirando el mar, lo contemplaba todo el tiempo, allí me convencí de que era lo que más amaba en la vida. Aproveche para trabajar en los campeonatos femeninos aprendiendo mucho. Y cuando me cure….. al agua a full y al fin, pero sin competencia, ya que de apoco me fui recuperando. Estallaba de felicidad.
  
  
En esos momentos conozco a Charlie mi marido, compañero, que me sigue y me cuida muchísimo, tenemos tres hijos hermosos, Serena (10años) y Pascal (5 años) y Ramiro de 1año y medio.
   
  
El Surf en mi vida es diversión porque siento que juego con las olas, la playa, la naturaleza y me acuerdo de cuando era chiquita, buscando las distintas olas, desafiando el momento sin saber cómo va a ser la ola sorprendiéndote en cada instante.
   
   
Es un deporte porque te mantiene el cuerpo activo y fuerte y junto al yoga es lo único que me gusta hacer para mantenerme en forma.
   
   
Es una filosofía de vida porque hay mil cosas que lo rodean y lo acompañan que me encantan y voy descubriendo a medida que lo sigo disfrutando, a veces es una compulsión, quiero surfear si o si, tres metidas y seguir, hasta que tengo que frenar ya que la familia me necesita.
  
   
Y una adicción lo fue cuando era soltera ya que no paraba un minuto mi mente de pensar en el Surf, Ahora lo controlo un poco jaja.
Actualmente vivo junto a mi familia, Charlie, Serena, Pascal y Ramiro en una casa frente al mar, rodeados de naturaleza, donde podemos chequear las olas.
 
 
Soy ama de casa y trabajo junto a un grupo de surferas, organizando el Club de Surf y Arte.
 
Estar en contacto con el mar y la naturaleza han echo que mis sentidos se habran cada vez mas conectandome e inspirando creatividad cada instante.
 
 
Me encanta transmitir el Surfing. Soy instructora de Surf de la Escuela Camarón Brujo y trabajo con mi Padre en su Academia de Surf.
 
 
Desde el 2007 que me cope a full con las pinturas, me envuelven y no puedo parar, las olas son por ahora mi entonación artística junto a los mandalas.
  
  
Me gusta coser, di clases de Mostacillas, donde compartí con mis alumnas unos diseños personales inspirados en el surfing.
Me encanta Surfear con amigos y con la familia, pintar, crear objetos, reciclar, tocar tambores alrededor de fogones, hacer yoga y disfrutar de charlas filosóficas.
  
  
Organizar eventos es algo que estoy aprendiendo y me gusta mucho, juntar a la gente y pasar momentos especiales.
  
  

El surf en mi vida es una inspiración continua. Cuando surfeas te conectas con tu

naturaleza interior y con el universo, vuelves a ser niño, es una sensación inexplicable que te desborda de alegría y entusiasmo, ingredientes fundamentales para vivir… animate!!

  

Lucila Gil

 

  Andrea Sosa

17551_1318347557342_1190357870_981574_6097300_n.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



La vida es como una caja de bombones dijo alguien alguna vez, y cuanta razon tenía!!

Nací en la terrenal Rosario, en la provincia de Santa Fe, por el año 1969 en Fisherton. Allá por supuesto estaba el club, donde el voley y el basquet eran el fin de tarde, después de cursar en la escuela de educación fisica en Granadero Baigorria. El skate (o patineta en ese tiempo) también tenia su lugar, pero oh sorpresa, en el 88 vengo a vivir a Mar del Plata, y si bien mi amor por el mar nació mucho antes en la patagónica Comodoro Rivadavia, mi romance con él nacería mucho después y aquí en mardel.
En aquél año me casé y para el 90 nace Marcia, fue entonces que la familia quedó completa.

 

Durante muchos años me dediqué a mi familia, estudios y trabajo... pero 15, si 15 años después Marcia, mi hija comienza con esto del surf, y por supuesto, había que llevarla, llevar su tabla, su traje y traerla de nuevo, así pasó todo un año, y ya estamos hablando del año 2006.
Allí todo cambió, un día cualquiera decidí -de pura curiosidad y calor- , tomar esa tabla y entrar al mar... en la primer ola salí parada, el flechazo fue fulminante y otra vez, todo volvió a cambiar, surfeo y no hay vuelta atrás, todo parte del surf y todo vuelve a él... pero aún quedaba mi esposo, que desde la orilla observaba, algo había que hacer...
Por supuesto, le compré una tabla y ahora somos tres los que vivimos de esta hermosa y natural manera.

Pero aún los bombones no se acaban.

Hace poco más de un año, con su vibra y su sonrisa apareció Lucila Gil , quien me invitó a formar parte de este club,  una vez más todo volvió a cambiar y ahora no sólo surfamos con familia y amigos, sino que además encontramos este increíble grupo de personas con las que compartimos momentos alucinantes pintando, surfeando, acampando, charlando, viajando o tomando mate, y trabajando para el Club de Surf y Arte... es maravilloso ver como va creciendo cada día..
Y dijo alguien, uno viene a esta vida a pagar Karmas anteriores y el surfista viene a esta vida a cobrarlos... empiezo a creer que tiene razón...
Gracias a todos y a todas por dejarme contar esta historia de bombones, y gracias al club y su gente por todo esto tan maravilloso, que es imposible de expresar en palabras, ya que es tanto lo que se comparte con tanta gente que no se puede enumerar..
ALOHA!!

164358_176335645736749_100000809432087_335901_5482974_n.jpg
165331_1727657863917_1012533922_1925827_7820978_n.jpg
166157_192218747460155_100000160944468_823216_2440115_n.jpg
166463_1765679590702_1500537205_1803154_8091034_n.jpg
166655_1708536305890_1012533922_1890600_3726228_n.jpg
166672_1727645623611_1012533922_1925752_405233_n.jpg
167056_1727658343929_1012533922_1925829_1607616_n.jpg
167140_190810164267680_100000160944468_811819_3933665_n.jpg
17551_1318347557342_1190357870_981574_6097300_n.jpg
17553_1320736971149_1012533922_983858_2841975_n.jpg
19680_1313297069208_1134098799_954676_3680784_n.jpg
19953_1307871729526_1012533922_952505_1017954_n.jpg
 


 
Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement