LOGIN






¿Recuperar clave?

QUIEN ESTA EN LINEA

Advertisement
Tiempo para Yoga PDF Imprimir E-Mail

  Lucila Lopez Meyer

 

Lucila Lopez Meyer

 

Una de las primeras preguntas que los estudiantes hacen a sus profesores al comenzar sus prácticas de Yoga es: “¿Cuánto tardaré en aprender?”. La pregunta no se refiere únicamente a cuánto tiempo tienen que practicar sino también a cuánto tiempo les levará dominar el Yoga.
 

En nuestra era el tiempo es el mayor recurso. El ritmo acelerado de las cosas nos hace pensar que no disponemos de tiempo para  las cosas que deseamos o necesitamos.
 

El tiempo siempre ha sido un bien precioso y, sin embargo, dejamos que nuestras vidas sean frenéticas y aceleradas, en pos de expectativas y resultados. El nuevo estudiante quiere saber cuanto tiempo tiene que dedicarle, y cuanto tardará en llegar a la meta. Casi siempre suelo responder: “Tardarás el resto de tu vida”.
 E

sto es algo positivo. El yoga no es meta: es un proceso vital de aprendizaje que no tiene fin, que alimenta nuestro ser y enriquece nuestros días. Cuando lo consideras así, las presiones sin sentido desaparecen.
 

Tenemos toda la vida a nuestra disposición. Hay mucho que aprender sobre las técnicas, pero la esencia del yoga es mucho más profunda: siempre está disponible cuando sintonizamos con el flujo de la vida y la fuerza vital.
 

Nuestros cuerpos cambian constantemente y se adaptan a nuestros estados internos y externos, no solo de un día a otro sino en las distintas fases de nuestra vida. Por eso una práctica llena de significado no tiene fin y es un viaje de aprendizaje y conocimiento constantes.

Cuando avanzamos en la práctica redefinimos nuestra capacidad de ver y escuchar nuestros cuerpos a niveles más profundos y sutiles.  Cultivar esta percepción interna es más importante que adoptar únicamente posturas exóticas. Podemos ser más fuertes y flexibles , pero haber perdido la esencia de la práctica. Sacar tiempo para practicar yoga significa honrarnos y amarnos lo suficiente como para dedicar tiempo cada día nuestro propio bienestar. Servirnos a nosotros mismos forma parte del servicio a los demás y a nuestras obras.

Cuando un estudiante me dice: “No tengo tiempo en mi vida diaria para practicar”, le contesto: “Yo tampoco”. Y, sin embargo, mi práctica es regular. Se con certeza que el tiempo me rinde más, tengo mucha más energía y mejor salud que si no dedicara tiempo a mi práctica. En verdad, el Yoga no me quita tiempo, me lo da.


Publicado con autorización de Yoga beyond Belief: Insights to Awauken and Deepen Your Practice, por Ganga White ( Notrh Atlantic Books, 2007)


Cite este artículo en su sitio | Vistas: 2465

  Sea el primero en comentar el artículo
RSS de los comentarios

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios.
Por favor, vaya a login, o regístrese.

Powered by AkoComment Tweaked Special Edition v.1.4.6
AkoComment © Copyright 2004 by Arthur Konze - www.mamboportal.com
All right reserved

 
Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement