LOGIN






¿Recuperar clave?

QUIEN ESTA EN LINEA

Advertisement
Rochi Pose PDF Imprimir E-Mail
Índice del Artículo
Rochi Pose
Página 2

PURA AVENTURA


100% NATURAL-100%EXTREMO!!!

 

Rochi Pose
 


Nicaragua! Este año decidí ir a conocer esos pagos con unos amigos surfistas marplatenses sin saber qué me esperaba!!! Un país suuuuper natural y exuberante, de playas inhóspitas, caminos...
destruidos y olas buenísimas!!!

Un lugar lleno de sorpresas, cosas que nunca nos imaginamos que íbamos a vivir!... Pero con una constante : la sensación y certeza de que todo depende de uno mismo, sólo contábamos con la confianza de que Dios nos estaba cuidando.

 Fue un viaje INOLVIDABLE!!! Totalmente extremo: la fuerza y calidad de las olas,  la gente, la geografía, la manera de llegar a cada lugar y la incomunicación permanente.

Un teléfono…internet…puentes para pasar los ríos…impensable! Eso es puro lujo, sólo para las grandes ciudades!

                Para llegar a Popoyo-nuestra primera parada- tuvimos que pasar por dos horas de camino de tierra…bueno…”camino”: un charco permanente con ríos para atravesar. Verdaderos lagos de lado a lado que no quedaba otra que mandarse..felicitando a los taxistas y sus habilidades al volante!

Los primeros días nos hospedamos en una finca de yoga .Un alucinante pedazo de selva con “quinchos” desparramados bien alejados unos de otros, comunicados por finitos caminos entre la naturaleza.

Y ahí, bajo un techo de hojas de palma de 7 metros de alto, unas ventanas sin vidrio ni mosquitero y un cemento recién hecho, nos esperaban unas camas nuevas, con sábanas a estrenar y un “cubrebichos” impecable que nos aislaba de los bichos con los que había que convivir.

A limpiar el área antes de acostarse, cerrar los ojos y no pensar en la cantidad de animales y bichitos a los que estábamos invadiendo..y si..no pensar! Porque sino..imposible pegar un ojo y así disfrutábamos de unas de las noches más lindas de nuestra vida, con vista a las estrellas, en la pura selva. Después de una ducha al aire libre, nos relajábamos con los craqueos de las ranas y los  y miles de ruiditos diferentes que  cantaban las buenas noches.

                  Dos días después alquilamos una casita en Guasacate, el pueblo de Popoyo, para poder estar más cerca de la playa y surfear todo el día.

Nos mudamos en bote por el río…único! Con los bolsos y todas las tablas, en una canoa con un motor eléctrico silencioso y un rústico estabilizador. Buenísimo haber llegado a destino sanos y salvos, con una mega tormenta que nos perseguía y nos agarro al final del camino!

 Nos levantábamos bieeeen tempranito con el ruido del mar, que estaba a 10 metros de nuestra cama . El despertador:los gallos y las vacas, que a las 5 de la mañana querían que empiece la actividad.

Enfrente a nuestra casa había un beach break suuper poderoso. Puro tubo, muchos cerrones. Pero si encontrabas la que abría..coronabas… el paraíso!!! Con una ola muy fuerte y hueca, que se cavaba de repente para abajo…había que estar bien despierta y remar con mucha fuerza para agarrarla en el momento justo y disfrutar!!! Sino..a pagarla fuerte (la caída, y todos los campanazos que venían después para volver a entrar!!!)

Como a 1 km. a la izquierda, después de atravesar remando el río hipercorrentoso, se encontraba la famosa ola de Popoyo con su outreef rompiendo atrás. La perfección y potencia de esa ola es algo que nos sorprendió!

Teníamos demasiadas ganar de ir a probar el outreef pero estaba demasiado grande y ni los locales se metían. Al mar hay que respetarlo asique la tuvimos que dejar pasar.

Pero nos súper divertimos en esa izquierda, hueca al principio y juguetona después, con muy buen tamaño (los primeros días, más de dos metros) y agua cristalina llena de pececitos saltarines!

                A la semana se puso a llover mucho mucho, alguna horita a la tarde y toda la noche en la playa, y las 24 hs en la montaña…y de un día para el otro, el mar se puso marrón por la desembocadura del río que creció notablemente su caudal. Marrón marrón chocolate, con miles de hojas, troncos y árboles enteros flotando.

El viento que estaba perfecto se puso onshore,  el swell bajó muchísimo, quedando una ola muy divertida pero lejos de la perfección del principio.

 Decidimos que era tiempo de mover e ir a conocer otro lugar.

El lugar elegido fue Maderas, una playa más al sur, muy cerca de la frontera..y no nos equivocamos: el mar estaba suuuper transparente y las olas, buenísimas!!!

Había más crowd en el agua pero también, olas para todos…Es una bahía chiquita dónde sale una ola  izquierda, una derecha y una en el medio que no se cruzan!!!

Estuvo divertidísimo y estaba tan bueno que no queríamos salir del agua hasta estar deshidratados y muertos de hambre!!!

Es una zona más montañosa con una costa totalmente irregular, con muchas bahías que se pueden cruzar por la playa entre las rocas con marea baja o subiendo la montaña el resto del día. De esta manera se llega a playas desiertas para disfrutar en soledad.

                Hay dos bahías que comienzan a desarrollarse, “Playa Maderas” y “Maderas Surf”. Es un pueblito muy chiquito, con un sólo restaurant, una pulpería (que sólo tenían agua para ofrecer!), 3 hotelitos y unas casas para alquilar.

Está buenísimo. Pura naturaleza, monitos y mezcla de olas con bahías de mar planchado, para todos los gustos!...y los atardeceres..uuufff!!!! muy pero muuuuy lindoss!

                A una hora de ahí esta “San Juan del Sur” la capital del surf nicaragüense, no por sus olas pero sí por su cercanía a una gran cantidad de ellas.

Es una bahía-puerto muy pintoresca, con un boulevard lleno de restaurants con mucha onda.

Se la considera la base de los surfistas que viajan con auto ya que hay variedad hotelera y “movida” (hasta fiesta a la noche), con buenos points cerca para irse durante el día a surfear.

Hay internet, helados y supermercado…INCREIBLE! A esa altura, ya nos habíamos olvidado que significaba todo eso.

 

                Los últimos 6 días que nos quedaban de viaje los habíamos reservado para volver a nuestra querida Costa Rica.

La idea era ir a Playa Negra pero justo entró una tormenta en todo el centro y Pacífico de la región, que abarcaba tanto la costa nica como la tica.

Se pronosticaba tormenta eléctrica para todos los días, las 24 hs! El swell había bajado y el viento, instalado del lado del mar.

Por recomendación de los locales, decidimos ir al Caribe. Mucha gente nos había hablado de lo lindo que era y ya que había un huracán dando vueltas por la...
zona, estaba la posibilidad de agarrar a Salsa Brava rompiendo clásico.

Puerto Viejo nos recibió con los paisajes más lindos que había visto en mi vida…nada más ni nada menos que… “wajo del mar!!!!!”

Alquilamos unas bicis y nos pasábamos todo el día yendo de una playa desierta a otra haciendo snorkel  y viviendo nuevas aventuras.

Nos levantábamos bieeen tempranito, cargábamos mucha agua, sandwichitos y provisiones en el canasto para todo el día y… a mover las patas!!!

Hacíamos como 30 km por día, en una ruta recién pavimentada entre una vegetación alucinante!! Un jardín natural gigante, lleno de flores y ricos perfumes.

El camino cada vez se va haciendo más cerrado por la exuberancia de los árboles y más solitario. Punta Uva que está en “el medio”, es un lugar imperdible para bucear y Manzanillo al final del camino y muy cerca de la frontera con Panamá es otro point que no se puede dejar escapar.

La gente, muy pero muy buena onda…y la comida, riquísima!

La temperatura, llamativamente perfecta: no hacía frío en ningún momento, estaba en bikini desde que me levantaba hasta que me iba a dormir…pero tampoco tenía calor!!! Andando a full en bici, nos rodeaba un vientito fresco que nos refrescaba  Muy loco...ideal!

Nos escapamos de la tormenta que acaparó todo el país, pudiendo disfrutar de unos días divinos, a veces nublados y una sola mañana de lluvia…siempre súper aprovechable para recorrer y divertirse.

                El lugar tiene una variedad de playas increíble, con todos los matices de arena: negra, blanca, amarilla…rodeada de ricos cocos para comer en cualquier momento del día!

Y unos peces…impresionantes!!!!! Miles y millones de pececitos y pecesotes que dejaban que los espíes en su mundo, y hasta algunos traviesos, interactuaban con nuestros pies y las antiparras:)

                Sinceramente, nos sorprendió.

Los últimos días no tuvimos olas, pero el mar nos dio el regalo más lindo e inesperado que nos hubiésemos podido haber imaginado. Quedamos totalmente cautivados por el lugar y los paisajes marinos.

                Sin querer desperdiciar ni un segundo, partimos del Caribe a las 5 de la mañana del mismo día que salía el avión, sin ganas de irnos, pero más que satisfechos con todo lo vivido!!!

Totalmente renovados y felices, volvimos a nuestro adorado país, quien nos recibió con un frío polar penetrante…de los más fuertes de los últimos tiempos.

 

Rochi agradece a sus sponsors y colaboradores (BILLABONG, XTORSION y FREELIFE) y al apoyo incondicional de su familia y amigos.

 

_j.jpg
a.fin de tarde.jpg
atardecer popoyo.jpg
b. surfing popoyo, cuando la tormenta ya habia entrado.jpg
b.popoyo.jpg
c. beach break enfrente de casa.jpg
c.bote taxi hacia guasacate.jpg
d.roca tubo.jpg
e.NICA-TICA 2010!!! 020.jpg
e.NICA-TICA 2010!!! 047.jpg
f.expediciones en maderas.jpg
g. un ride a san juan del sur.jpg
 


 
Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement